viernes, 14 de octubre de 2016

Galletas otoñales (Zorritos de Canela)





Ahora si que se nota que ha llegado el otoño, porque hasta hace dos días todavía estábamos todos en tirantes.
Y para disfrutar de un buen café calentito, unas galletas de canela en forma de zorros. El molde lo compré en Ikea, venían varios animalitos relacionados con el bosque.
La casa está invadida de olor a canela, un preludio de la llegada de la tan próxima Navidad.
Nota:  trituré el azúcar moreno con el molinillo eléctrico de café.
Ingredientes

  • 180 g de harina
  • 20 g de avellana molida
  • 1 yema
  • 1 cucharada de miel
  • 1 ½ cucharaditas de canela
  • 1 cucharadita de cacao en polvo
  • 1 pizca de levadura en polvo
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 100 gr de mantequillas
  • 1 cucharada de leche entera

Para el galseado

  • 1 taza de azúcar glas
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 cucharadita de cacao en polvo
  • leche entera
  • azúcar decorativa dorada

Elaboración
En primer lugar mezclamos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, hasta que tenga un consistencia cremosa, y haya blanqueado. Incorporamos la yema y seguimos batiendo. Después añadimos la avellana molida, la canela, el cacao, la miel y la leche, mezclamos.
A continuación es el turno de la de la harina tamizada con la levadura, mezclamos apretando la masa hasta ir formando una consistencia arenosa en forma de migas.
Formamos un churro grande con la masa y lo envolvemos en papel film. Lo dejamos reposar en la nevera 1 hora.
Transcurrido este tiempo vamos cortando trozos de la masa y la extendemos sobre una superficie ligeramente enharinada, estiramos con el rodillo hasta conseguir medio centímetro de grosor.
Damos forma a la masa con el cortador de galletas elegido, y las vamos colocando sobre la bandeja cubierta con papel de hornear. Vamos repitiendo estos pasos hasta finalizar toda la masa.

Si queremos que mantengan la forma, introduciremos la bandeja durante 30 minutos aproximadamente en la nevera.
Después las hornearemos a 170º unos 10 minutos aproximadamente. Como siempre cada horno es diferente. Las galletas estarán cuando los bordes comiencen a dorarse.
Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.
Para el glaseado de canela, solo tenemos que mezclar todos los ingredientes secos e ir añadiendo poco a poco cucharaditas de leche entera hasta obtener la consistencia deseada. Tiene que fluir con dificultad al caer, que no quede muy líquida.
Por último, colocamos debajo de la rejilla papel de hornear o una bandeja, y napamos las galletas. Un poco antes de que se seque el glaseado le añadimos el azúcar dorado. Solo queda esperar a que el glaseado se seque para poder disfrutarlas.
Con la masa sobrante también relizé unas setitas.

Espero que os gusten!!!:D

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada