martes, 13 de diciembre de 2016

Gugelhupf (Kugelhopf,Kouglof...), de naranja y chocolate














Ho,ho.ho !!! Otra receta de navideña, esta vez biene del sur de Alemania, pero también la encontramos en Alsacia, Austria, Suiza y Polonia.
Con esta receta participo en el Reto de "Christmas Time" de la comunidad Cocineros del Mundo en G+

Este esponjoso, y delicioso bollo dulce se suele preparar para el día de Navidad, y se suele regalar entre amigos y familiares, a los que se va a visitar en estas fechas tan especiales.
Admite diversos rellenos, pero suele llevar una decoración de frutos secos y azúcar glasé.
Las Navidades pasadas os propuse una versión mas clásica, pero esta vez la he tuneado un poco, y el resultado ha sido de vicio.
El aroma que desprende inunda el hogar de unos entrañables y nostálgicos recuerdos navideños.
En esta ocasión he combinado naranja y chocolate, ya que las pasas bañadas en licor de naranja se entrelazan a la perfección.
Ingredientes
Prefermento

  • 1 cucharada de miel
  • 100 gr. de harina
  • 100 ml de leche tibia
  • 7 gr. de levadura seca de panadería 

Masa

  • 400 gr, de harina de fuerza
  • 3 huevos
  • 90 gr. de azúcar
  • 100 ml de nata
  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 5 gr. de sal
  • 200 gr de pasas
  • 60 ml de licor de naranja
  • ralladura de 1 ½  naranjas
  • 100 gr de piel de naranja confitada cortada a daditos
  • 50 gr. de almendras laminadas
  • 1 cucharada de extracto de vainilla

Para la masa de chocolate

  • entre 3-4 cucharadas de cacao en polvo (dependiendo del que utilicéis, debe quedar de un color chocolate)
  • 40 gr. de pepitas de chocolate

Para la crema de almendras

  • 100 gr de almendras en polvo
  • 80 gr de azúcar
  • 1 yema
  • 10 ml de licor de naranja

Para el molde

  • mantequilla blanda 
  • un poco de harina
  • almendras enteras (con o sin piel)


Para la decoración

  • abundante azúcar glas

Elaboración
En primer lugar, preparamos el prefermento. Mezcla la leche tibia con la levadura, la miel y la harina, formando una especie de papilla muy densa. Tapamos con papel film de cocina y dejamos reposar unos 45 minutos. También puedes dejarlo toda la noche en la nevera. En mi caso lo he dejado toda la noche.
Para que el sabor a naranja sea mas intenso, rallé la piel de una naranja encima del azúcar, lo mezclé bien y lo dejé reposar toda la noche en un bote hermético.
Otro paso que debemos hacer la noche anterior es dejar las pasas en remojo con el licor de naranja.
Al día siguiente…
En primer lugar, y una vez transcurridas las horas de reposo del prefermento, comenzamos la crema de almendras para que se vaya impregnando del aroma del licor, para ello solo tenemos que mezclar todos los ingredientes hasta obtener una crema densa, y reservar en la nevera hasta su utilización.
Luego colocamos en un bol la harina tamizada, la sal, el azúcar aromatizado,  la ralladura de la otra naranja y el prefermento.
En otro recipiente mezclamos la nata, los huevos y el extracto de vainilla, y se lo vamos añadiendo poco a poco al compuesto anterior.
Después con el brazo de amasar trabajamos la mezcla a velocidad baja hasta que queden bien integrados todos los ingredientes.
A continuación, iremos añadiendo la mantequilla  cortada en dados,  trozo a trozo,  hasta que la masa quede homogénea, lisa, brillante y un poco pegajosa.
Vertemos la masa sobre una superficie de trabajo un poco enharinada, la estiramos un poco e incorporamos las pasas escurridas, la fruta confitada y la almendra laminada. Amasamos hasta que todo quede bien repartido.
Dividimos la masa en dos y a una de las partes le añadimos el cacao y amasamos hasta integrarlo.
Llevamos las dos masas cada una a un recipiente y las tapamos. Las dejaremos descansar en un lugar cálido hasta que doblen su volumen, 1 hora o 1 ½  aproximadamente.
Pasado este tiempo volvemos a volcar sobre la superficie de trabajo, y amasamos de nuevo.
Estiramos la masa de cacao dándole forma alargada y colocamos las pepitas de chocolate por toda la superficie, presionándolas  un poco sobre la masa, y luego extendemos encima la crema de almendras, enrollamos horizontalmente y le damos forma de cuerda (una cuerda muy gruesa, claro), con el otro trozo de masa repetimos la operación (excepto el paso de las pepitas de chocolate).





Preparamos el molde. Untamos la mantequilla, espolvoreamos la harina, y colocamos  una almendra en cada hendidura del fondo del molde.

Juntamos los extremos de ambas masa y las entrelazamos, seguidamente las colocamos en el molde.



Tapamos y dejamos de nuevo levar en un lugar cálido libre de corrientes. La masa tiene que subir hasta casi sobresalir del molde.



Precalentamos el horno a 220ºC. Colocamos la rejilla de hornear en el medio. En esta ocasión utilizaremos la rejilla, porque el aire tiene que circular a través del tubo central del molde, para que se cocine uniformemente.
En el momento de introducir el Gugelhupf bajamos la temperatura del horno a unos 170º y horneamos unos 45 minutos aproximadamente, o hasta que al introducir un palito este salga limpio.
Sacamos del horno y esperamos unos 15 minutos antes de desmoldar, después lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.



 Una vez frío espolvoreamos azúcar glas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada