viernes, 29 de mayo de 2015

Bundt de tres sabores (chocolate, vainilla y café)







Un postre suculento para empezar el fin de semana cargados de energía, y de este modo disfrutarlo al máximo.

INGREDIENTES
200 gr. de azúcar
180 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
5 huevos a temperatura ambiente
260 gr. de harina tamizada
1 yogur natural sin azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 sobre de levadura en polvo
Para el de vainilla
½ vaina de vainilla
Para el de chocolate
1 cucharadita de cacao en polvo
50 gr. de chocolate negro de cobertura
2 cucharadas de leche
1 cucharada de coñac
30 gr. de pepitas de chocolate
 Para el de café
1 cucharada de leche
2 cucharaditas de café soluble
Cobertura
Una tableta de chocolate negro de cobertura

ELABORACIÓN
En primer lugar, encenderemos el horno a unos 180º C calor arriba y abajo,  para que vaya cogiendo temperatura.
Con la batidora eléctrica o bien la manual, batiremos la mantequilla con el azúcar hasta que quede una consistencia cremosa. A continuación, iremos incorporando uno a uno los huevos a la mezcla.
Tamizaremos la harina con la levadura y la incorporaremos con suavidad a la preparación. Después añadiremos el extracto de vainilla junto al yogur y lo mezclaremos todo.
Dividiremos la mezcla en tres partes.
Para el bizcocho de chocolate:
En un recipiente apto para el microondas pondremos la leche con el chocolate troceado, y lo calentaremos en intervalos de 10 segundos para evitar que el chocolate se queme (unos 30 segundos aproximadamente). Removeremos hasta que quede liso y suave. A continuación, le incorporamos el coñac y lo dejamos templar, después se lo añadimos a uno de los boles, y lo mezclaremos junto a las pepitas de chocolate y el cacao el polvo.
Para el de vainilla:
Incorporamos a la segunda masa la pulpa de ½ vaina de vainilla y mezclamos.
Para el de café:
Disolveremos el café soluble en la leche y lo mezclaremos con la masa restante.
Montaje
Iremos alternando en el molde las diferentes preparaciones, alternado los colores, en la segunda capa cambiaremos el orden de la secuencia para que no coincidan colores.

Finalmente lo hornearemos entre 50-60 minutos, hasta que veamos que el pastel ha subido y cuando al introducirle un palito (tipo el de hacer pinchitos) este sale limpio. Dejaremos enfriar en el molde durante unos minutos y luego lo pasaremos a una rejilla para que se enfríe por completo.


Para la decoración pondremos en un bol el chocolate  y lo derretiremos al baño Maria, lo removeremos hasta que este liso y lo verteremos por encima del pastel. También podemos añadirle unas virutas de chocolate, que nosotros mismos podemos hacer rallando la tableta de chocolate con un rallador.


1 comentarios:

Pepi (sopa de sopa) dijo...

Rico y precioso!! Me lo comería yo todo solita jijij

Besos

Publicar un comentario