miércoles, 23 de abril de 2014

Rosas de mazapán


Hoy se celebra la Diada de Sant Jordi, y para un día tan especial donde los enamorados se regalan rosas y libros, os propongo unas rosas diferentes, dulces, suaves, y lindas, rellenas de mazapán, aunque las podéis rellenar de lo que queráis.
En este caso he elegido el mazapán, porque me regalaron una barra, pero con crema tienen que estar muy buenas, y con chocolate mejor, porque con los sobrantes hice unos mini bollitos rellenos con onzas de chocolate con leche y volaron.

Como hoy es un día donde el amor está en el aire, pero también la literatura, que menos que uno de los pasajes del “Tirant lo Blanc” de Joanot Martorell, donde aparece una de las declaraciones de amor más originales y bonitas de la literatura.
-I penseu vós, Tirant -digué la princesa-, que les coses que s'han de tenir en secret jo les volgués anar a dir al senyor mon pare o alguna altra persona? Jo no vaig vestida d'aquest color que us penseu, per tant, no tingueu por de dir-me tot el que us passa, car jo ho tindré tancat dins del meu recambró secret.
-Senyora, ja que l'altesa vostra em força a dir-ho, no puc dir res més sinó que amo.
I no digué res més, sinó que abaixà els ulls cap a les faldes de la princesa.
-Digueu-me, Tirant -digué la princesa-, per Déu, que us deixi obtenir el que desitgeu, digueu-me qui és la senyora que tant de mal us fa passar, perquè, si us puc ajudar en res, ho faré de molt bona voluntant, car estic impacient de saber-ho.
Tirant es posà la mà a la mànega i tragué l'espill, i digué:
-Senyora, la imatge que hi veureu em pot donar mort o vida. Mani-li, vostra altesa que em tingui pietat.
La princesa prengué de seguida l'espill i, amb cuitats passos, entrà a la cambra pensant que hi trobaria alguna dona pintada, però no hi veié res sinó la seva cara. Llavors ella comprengué perfectament que per ella es feia la festa i s'admirà molt que hom pogués requerir d'amors una dama sense parlar.
Tirant, se ha enamorado de la hija del emperador, Carmesina, y como sabe que tendrán un encuentro, se prepara con antelación. Manda comprar el espejo más bello que se pueda encontrar, y se lo esconde en la manga. El día de la cita durante uno de los descansos de la reunión cortesana, en medio de un baile, y aprovechando que el emperador esta distraído, Carmesina lleva de la mano a Tirant, hasta una ventana. En este lugar le pide que le declare sus preocupaciones. Como el caballero pone excusas ella insiste, de este modo a Tirant se le presanta el momento idóneo para jugar su carta. Entrega el espejo a Carmesina y le dice:
- Señora, la imagen que veréis me puede dar la vida o la muerte.
La princesa toma apresuradamente el espejo y se va corriendo a su habitación pensando que encontraría la imagen de una mujer pintada, pero lo que aparece ante ella es su rostro.
Que bonito, ya no existen declaraciones tan originales.

INGREDIENTES
- 520g de harina
- 180g de azúcar
- La pulpa de una vaina de vainilla, o 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
- ½ cucharadita de matalahúga en polvo
- 3 yemas
- 190ml de leche templada
- 7g de levadura seca o 25g de levadura fresca
- La ralladura de un limón
- 100g de mantequilla
Para el relleno
- 200g de mazapán
- Azúcar glas para espolvorear
- 1 huevo batido para pincelar
ELABORACIÓN
En primer lugar, dispondremos la harina en un cuenco, junto a la ralladura de limón, la levadura seca, el azúcar, la pulpa de la vainilla y la matalahúga. Mezclaremos todos los ingredientes secos para que queden bien repartidos.

A continuación, añadiremos las 3 yemas, la mantequilla a temperatura ambiente, y la leche templada. Amasaremos los ingredientes, hasta forma una masa compacta. Colocaremos la masa en un recipiente engrasado y lo cubriremos con papel film o un paño. Lo dejaremos reposar en un lugar cálido hasta que doble su volumen, pensar que la masa de bollería suele tardar más que la de pan.



Cuando la masa haya subido, la volcaremos sobre la superficie de trabajo, la amasaremos de nuevo y la dividiremos en 4 partes.
 Estiraremos la masa con el rodillo, y con un corta pastas formaremos discos del tamaño deseado.
Ahora realizaremos unos cortes como los de la foto, desde el borde hasta el centro del disco, sin llegar a cortar por completo.




Seguidamente, colocaremos en el centro el relleno.
Cogeremos uno de los pétalos de la masa y lo recogeremos sobre el relleno, presionando las esquinas por debajo de él.
Y continuaremos con los demás pétalos, hasta formar la rosa.






Las colocaremos en la bandeja sobre papel de hornear, y  las taparemos para dejarlas reposar una media hora, una vez transcurrido ese tiempo, las pintaremos con huevo batido.

Las llevaremos al horno precalentado a 190º, y las cocinaremos entre 13-15 minutos.
Finalmente, las dejaremos enfriar, y las espolvorearemos con azúcar glas.

Feliz y muy dulces Sant Jordi!!!!

2 comentarios:

Susana Gonzalez dijo...

Hola Yolanda,
Quería felicitarte por todas estas recetas tan ricas y bien presentadas que nos muestras en tu blog. Sigue así!!!

Susana Gonzalez dijo...

Muchas felicidades por tu blog!!

Publicar un comentario