jueves, 2 de febrero de 2017

Mini bunds llenos de energía










Estoy enamorada de la sencillez y del sabor de la comida casera, y estos mini bunds cumplen estas dos premisas. Pero también son deliciosos, ligeros, suaves y jugosos.
Están pensados para proporcionar la energía necesaria para afrontar estos días lluviosos y fríos con una sonrisa, ya que son puro deleite para el corazón.
Y ya que se acerca San Valentín, un desayuno perfecto para despertar a tu amado.
Ingredientes

  • 1 yogur griego sin azúcar
  • 1 vaso de yogur de azúcar moreno
  • 1 cucharada de miel
  • ralladura de un limón pequeño
  • ½ de la ralladura de una naranja
  • ½ cucharadita de zumo de limón
  • 1 vaso de yogur de aceite de oliva
  • 10 nueces peladas y cortadas en trocitos
  • unas cuantas pasas ( a gusto)
  • 1 sobre de levadura
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla 
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 320 gr de harina tamizada

Para decorar

  • un poco de azúcar glas para espolvorear por encima

Elaboración
En primer lugar preparamos el molde que vayamos a utilizar
para ello pincelamos toda la superficie con un poco de aceite de oliva y luego espolvoreamos un poco de harina por encima.
Precalentaremos el horno a 180ºC calor arriba/abajo.
Batimos con una batidora de varillas o manual los huevos y el azúcar hasta que estén bien esponjosos (unos 2-3 minutos aproximadamente), añadimos  la ralladura de naranja y limón, el aceite, el zumo de limón, la miel, y el extracto de vainilla, batimos, e incorporamos la mitad de la harina tamizada, después mezclamos.
A continuación, vertemos el yogur, volvemos a mezclar y tamizamos por encima de la preparación el resto de la harina con la levadura y la canela, añadiendo estos ingredientes  con movimientos envolventes.
Finalmente incorporamos las nueces y las pasas.
Repartimos la mezcla en el molde.
Horneamos entre 15-18 minutos aproximadamente, cuando lleve unos 15 minutos introducimos un palillo en el centro para comprobar la cocción, si sale limpio está hecho (si utilizas un molde rectangular o redondo el tiempo de cocción seria de unos 35 minutos mas o menos).
Por último, dejamos enfriar los mini bunds en el molde unos 10-15 minutos y después los llevamos a una rejilla para que terminen de enfriarse por completo.

Para finalizar espolvoreamos un poco de azúcar glas por encima.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada