martes, 31 de mayo de 2016

Panna Cotta de limón y lima kaffir, y jarabe de fresa





Llega el calor y apetece tomar postres fresquitos y comidas mas ligeras.
Esta panna cotta es perfecta para cumplir estas espectativas, ya que no se trata de llenar el vaso hasta los bordes sino de que sea el complemento perfecto de una comida. Se como bien fria, con fruta y bañada en un sirope natural de fresas y limón. Todo un vicio.
Ingredientes

  • 300 ml de nata
  • 300 ml de leche
  • 6 hojas de lima kaffir
  • la ralladura de la piel de un limón
  • 1/4 taza de azúcar blanco
  • 3 hojas de gelatina
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Jarabe de fresa y limón

  • 1  1/2 taza de agua
  • 1 taza de azúcar
  • la ralladura de la piel de 1 limón
  • el zumo de medio limón
  • entre 5 y 6 fresas pequeñas

Para acompañar

  • fresas

Elaboración
En una cacerola ponemos la nata, la leche, las hojas de lima kaffir, la ralladura del limón y el azúcar, removemos un poco para que el azúcar quede integrado. Cocinamos a fuego medio bajo hasta justo antes de que comience a hervir. Seguidamente retiramos del fuego, y dejamos reposar 1 hora, o como en mi caso toda la noche.
A continuación (o al día siguiente), colamos la mezcla y volvemos a calentar a fuego lento. Mientras colocamos las hojas de gelatina en un recipiente con agua duramte 7 minutos aproximadamente, o hasta que esten suaves. Las vamos escurriendo y retirando el esceso de agua de una en una y las incorporamos en la cacerola hasta integrarlas. Añadimos el extracto de vainilla, mezclamos y vertemos en vasos o copas, solo hasta la mitad. Refrigeramos mínimo 4 horas.
Para hacer el jarabe de fresas y limón, calentamos en un cazo el agua, el azúcar y la ralladura de limón. Revolvemos hasta que el azúcar se a disuelto por completo. Cocinamos por  1 minuto, después retiramos del fuego y le añadimos el zumo de limón. Retiramos y dejamos enfriar. Si decides dejar infusionada la nata por la noche, prepara el jarabe también y lo dejas reposar el mismo tiempo.
Por último, verte el jarabe en el vaso de la batidora junto a las fresas y tritura bien. Seguidamente colamos el jarabe y lo ponemos en una jarrita.
Finalmente sacamos las panna cottas de la nevera, le añadimos unas fresas y vertemos el jarabe por encima.


1 comentarios:

Pepi (sopa de sopa) dijo...

Qué postre más rico!! En casa la panna cotta nos encanta. Las hojas de lima kaffir no creo que sea fácil de encontrarlas ¿verdad? o me equivoco?

Besos

Publicar un comentario en la entrada