sábado, 30 de abril de 2016

Bizcocho de limón y yogur griego




Mañana es el día de la madre y que mejor que empezar un día tan especial con un delicioso bizcocho de limón glaseado. Para decorarlo he utilizado virutas de chocolate dorado y mini merengues.
La consistencia es increíble, y lo mejor es que si lo dejas bien tapado con papel film, al día siguiente está como recién hecho, no pierde ni sabor, ni textura.
Ingredientes

  • 190 g de azúcar
  • 1 yogur griego sin azúcar
  • la ralladura de un limón
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 190 g de harina tamizada
  • 70 ml de jugo de limón
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente

Glaseado

  • 30 ml de jugo de limón
  • Entre 140-150 g de azúcar glas

Decoración

  • virutas de chocolate dorado
  • mini merengues



Elaboración
Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.
Untamos ligeramente con mantequilla un molde rectangular y espolvoreamos un poco de harina.
En primer lugar derretimos un poco la mantequilla en el microondas.
En un recipiente mezclamos sin remover demasiado la mantequilla, el azúcar y la ralladura de limón.
Después añadimos los huevos uno a uno, incorporándolos en cada adición.
A continuación, es el turno de la harina tamizada, pero solo añadiremos la mitad. La mezclamos con delicadeza e incorporamos el zumo de limón, cuando esté bien integrado, agregamos el yogur, una vez unido al resto de ingredientes, terminamos con el resto de harina junto a la levadura.
Vertemos ¾ de la mezcla en el molde y horneamos durante 30-40 minutos, para asegurarnos de que está bien cocido, insertamos un palito de madera en el centro del bizcocho, y este debe salir limpio.

Sacamos del horno y esperamos unos 10 minutos antes de desmoldar sobre una rejilla para que se enfrié por completo. La parte superior del pastel es la que debe quedar debajo ya que queremos un a superficie lisa.
Una vez el bizcocho está frio, preparamos el glaseado mezclando los dos ingredientes.
Colocamos una placa debajo del bizcocho para recoger el sobrante y vertemos el esmalte de limón. Con una espátula podemos ir llevando el glaseado hacia los bordes.
Podemos secar el glaseado en el horno a unos 100ºC durante unos 7-8 minutos, pero entonces no le podemos poner la decoración.
Para la decoración debe secarse a temperatura ambiente, ya que una vez vertamos el glaseado se la ponemos, para que se quede enganchada .
Que tengáis un lindo día!:D

1 comentarios:

jose carlos monje dijo...

Me encanta este bizcocho me gusta para una merienda y me gusta lo que has realizado, enhorabuena. Besos Yolanda de la Cocina del Titi

Publicar un comentario